Comunicado 050/2020

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) emitió la Recomendación 11/2020 dirigida al Presidente Municipal de Teziutlán por vulnerar los derechos humanos de las mujeres a una vida libre de violencia, no discriminación e igualdad entre mujeres y hombres.

Del análisis de las evidencias que integran el expediente 4905/2019 quedó acreditado que en un evento público el Presidente Municipal de Teziutlán realizó las siguientes expresiones: “… Como vamos a lograr el cambio yo llegue a tener en mi fábrica mil ochocientos trabajadores y más de mil cien eran mujeres, tenemos que hacer conciencia en las mujeres, la mujer por sentimiento y por naturaleza se siente siempre sola, escuchen siempre sola, porque aunque tengan al marido a un lado, cuando es borracho, cuando es un hijo de la guayaba, se sienten solas, y cuando se van, también se sienten solas, entonces por ahí vamos a empezar, vamos a trabajar con las mujeres, porque las mujeres tienen que tener un valor más absoluto y más real en su persona, a veces el estar solo nos da más paz y tranquilidad que estar con una persona enferma, yo a veces les digo a las muchachas, para que quieren al marrano si nada más se van a comer un pedazo de chorizo, de longaniza, ya no lo metan a su casa si no es el papá de sus hijos, ”, no lo hagan, es increíble que la propia madre mete al hombre malo a su casa, lo mete adentro, y ¿saben quiénes son nuestras mejores aliadas?, ¿las mejores aliadas de este programa?, las abuelitas, un aplauso para nuestras abuelitas, porque son las que tienen realmente el valor; las abuelitas esas son, nuestras, esas son la esencia de nuestra familia, sabían que de diez casos de violación, ocho son las abuelitas las que vienen a denunciar, “porque hay mujeres tan cobardes y tan sucias que están viendo que el hombre viola a su hija o a su hijo y lo encubren, porque no quieren que se vaya, porque no quieren estar solas” y quien entra ahí, la abuelita, les vamos a llamar las súper abuelitas, porque esas sí, no se dejan, esas son las de antes, las que traen nuestros valores, las que traen la fe, las que traen la religión en el corazón, entonces, por eso, yo quise venir esta mañana, ahorita vamos a inaugurar la feria, yo me tengo que retirar …”

Las expresiones vertidas por la autoridad municipal constituyen violencia institucional al ser actos discriminatorios directos de un servidor público; las afirmaciones “las mujeres por sentimiento y por naturaleza siempre se sienten solas”, contienen adjetivos cargados de prejuicios y estigmas sociales, que estereotipa, categoriza y coloca en una situación de discriminación a las mujeres de dicho municipio, pues al enunciarlas en un evento público, impacta en la forma o manera en como la sociedad percibe a las mujeres y como se perciben ellas mismas, por lo que potencian reacciones negativas.

El derecho a una vida libre de violencia es aquel que tienen todas las mujeres a que ninguna acción u omisión, basada en el género, les cause daño o sufrimiento psicológico, físico, patrimonial, económico, sexual o la muerte tanto en el ámbito privado como en el público; por ello, los adjetivos utilizados en la expresión “yo a veces les digo a las muchachas, para que quieren al marrano si nada más se van a comer un pedazo de chorizo, de longaniza, ya no lo metan a su casa si no es el papá de sus hijos”, constituyen una violación a los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia, limitan la libertad sexual y producen daño al ser utilizadas en un contexto peyorativo, discriminatorio y soez con el fin de minimizar la valía de las mujeres y con ello negarles el goce y ejercicio de los derechos que realmente les asisten. 

Las palabras utilizadas por el Presidente Municipal de Teziutlán vulneran gravemente el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, pues de manera pública, sus expresiones constituyen sexismo social, ya que subordina y culpa a las mujeres de los abusos que pudieran ocurrir contra sus hijos menores de edad, naturalizando la violencia de mujeres solteras.

De igual forma, las frases dichas por el Presidente Municipal de Teziutlán discriminan a los hombres, pues de manera generalizada los culpa de cometer delitos en contra de menores de edad, tratándolos de una manera menos favorable que otras personas en situación análoga por razón de su sexo y de las circunstancias directamente relacionadas con este caso, como lo es, sostener una relación con una mujer que es madre soltera.

Ante tales hechos, se procedió a recomendar al Presidente Municipal de Teziutlán lo siguiente:

I. Ofrezca una disculpa pública institucional, en no más de 90 días, a partir de que sea notificada esta Recomendación, a las mujeres y los hombres del municipio de Teziutlán, Puebla, a través de una ceremonia en la que se encuentren presentes líderes y autoridades municipales y estatales, misma que deberá efectuarse en un lugar significativo, como lo es el mismo lugar donde emitió el discurso violatorio de derechos humanos materia de esta Recomendación, atendiendo a los protocolos en materia sanitaria, debiendo citar al evento con tres días de anticipación a la organización “Mujeres Sin Miedo”, donde además se den a conocer las medidas tendientes al cumplimiento del documento recomendatorio, a fin de garantizar la no repetición de actos de esta naturaleza. Es importante destacar que se recomienda la realización de este acto de reconocimiento de responsabilidad con independencia de que el municipio haya realizado antes alguna ceremonia de desagravio, en razón del apego al cumplimiento de los estándares internacionales.

II. Tome las medidas necesarias para la creación o fortalecimiento operativo y presupuestal, de una instancia para el adelanto de las mujeres, que tenga por objeto prevenir y atender la violencia contra las mujeres, transversalizar la perspectiva de género en las políticas públicas del H. Ayuntamiento de Teziutlán, promover la no discriminación y la igualdad entre mujeres y hombres.

III. Se apruebe e implemente el Programa Municipal para la Prevención y Atención de la Violencia contra las Mujeres; así como el Programa Municipal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, que deberá contener objetivos, estrategias y líneas de acción muy puntuales para combatir estas problemáticas en el municipio.

IV. Se diseñe un manual de lenguaje incluyente y no discriminatorio para la actuación del H. Ayuntamiento de Teziutlán; capacitando a la totalidad de las y los servidores públicos en la aplicación de dicho manual.

V. Se brinde sin excepción a la totalidad de las y los servidores públicos del H. Ayuntamiento de Teziutlán, capacitación relativa al respeto y protección de los derechos humanos establecidos en la legislación local, nacional e internacional, principalmente los relacionados con la prevención y atención a la violencia de género contra las mujeres y niñas, la no discriminación y la igualdad entre mujeres y hombres.

VI. Con el fin de que las mujeres del Municipio de Teziutlán, conozcan sus derechos y el deber de las autoridades en la prevención y atención de la violencia de género, deberá implementar por cualquier medio, una campaña de difusión sobre su derecho a una vida libre de violencia, la no discriminación y la igualdad entre mujeres y hombres, así como los mecanismos con que cuenta para hacerlos valer; incluyendo talleres y pláticas sobre estos temas en todo el Municipio.

VII. Designe a una persona servidora pública de alto nivel que fungirá como enlace con esta Comisión para dar seguimiento al cumplimiento de la presente Recomendación, y en caso de ser sustituido, deberá notificarse oportunamente a este organismo constitucionalmente autónomo.

Cada punto recomendatorio debe ser justificado por la autoridad señalada, debiendo informar del cumplimiento ante este organismo autónomo.