Comunicado 052/2020

Ante los señalamientos que realizaron los representantes de la asociación civil Observatorio Laboral Poblano y del Movimiento Nacional Ruta 5 este 12 de agosto de 2020, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) expresa lo siguiente:  

La CDH Puebla lamenta que se hagan señalamientos sin fundamentos, falsos y con total desconocimiento de la labor y del marco jurídico de esta Comisión, intentando desprestigiar a la institución y desgastar la figura del Ombudsperson con intenciones que corresponden a intereses personales. 

Desde el inicio de la actual administración, este Organismo estatal ha sido de puertas abiertas, con la disposición para llevar a cabo una labor conjunta con lazos los grupos organizados que se han acercado para realizar un trabajo de fortalecimiento a la cultura de respeto y protección de los derechos humanos.  

La CDH Puebla señala que se dirige bajo estricto apego a la ley, realizando las acciones necesarias para salvaguardar los derechos de todas las personas en la entidad, y este sentido estricto, expresa su total autonomía.  

Con relación a los señalamientos realizados por los dos representantes de las organizaciones civiles sobre el caso de San Bernardino Chalchihuapan y sobre la detención de los activistas del municipio de Amozoc, informamos lo siguiente: 

Como ya se informó el 7 de julio de 2020 sobre el caso de San Bernardino Chalchihuapan; el 21 de noviembre de 2019, se recibió el escrito de una de las personas señalada como víctima, solicitando la reapertura de las investigaciones, señalando omisiones y hechos relacionados que consideró violatorios a sus derechos humanos que no fueron contemplados en la Recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por lo que esta Comisión Estatal abrió el expediente 7433/2019. 

Asimismo, se precisó que conforme las atribuciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el 30 de agosto de 2014, determinó declarar como violación grave a los derechos humanos, así como ejercer la facultad de atracción de las investigaciones iniciadas por el organismo estatal. 

En reiteradas veces, se ha expresado que una vez atraída dicha investigación, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla dejó de tener facultades para intervenir en el asunto, por lo que la CNDH asumió a cabalidad la integración e investigación de los hechos que sirvieron de sustento para resolver las violaciones a los derechos humanos de las personas agraviadas. 

Consecuentemente la situación en la que se encuentra el caso, impide a la CDH Puebla revisar el asunto ya determinado por la CNDH, siendo competencia de esta última analizar y determinar la apertura o no del expediente, tal y como lo establece el artículo 108 del Reglamento Interno de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que a la letra señala: “…En los casos en que un quejoso solicite expresamente la reapertura de un expediente de queja o se reciba información o documentación posterior a la conclusión de un expediente de queja, de la cual se advierta una presunta violación a derechos humanos, el visitador adjunto analizará el asunto en particular y presentará un acuerdo razonado al visitador general para reabrir o negar la reapertura de dicho expediente. En todo caso, la determinación correspondiente se hará del conocimiento del quejoso y de la autoridad señalada como responsable, si a ésta se le pidieron informes durante la integración del expediente de queja…” 

Finalmente se concluyó que debe ser turnada a la CNDH para su conocimiento y resolución, además que, al ser calificada como una violación grave a los derechos humanos, por lo que no prescribe el derecho para solicitar la reapertura de la investigación.  

Por otra parte, el 29 de junio de 2020 se informó sobre las actuaciones realizadas por esta Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla, donde 16 personas fueron detenidas en el municipio de Amozoc, por lo que se emitieron medidas cautelares para protección y seguridad de los familiares de los detenidos y se solicitaron medidas cautelares para salvaguardar la integridad física de las personas que fueron detenidas y se les brindara atención médica en el centro penitenciario donde fueron recluidos. 

Como parte de las actuaciones que realizó la CDH Puebla, acudimos a dicho municipio con los servicios del ombudsmóvil para recabar las quejas de las personas que fueron presuntamente violentadas en sus derechos humanos.  

Por último, manifestamos que la CDH Puebla reitera su compromiso con los grupos organizados que verdaderamente enfocan su labor en el fortalecimiento de la cultura de respeto de los derechos humanos, privilegiando el dialogo como principal mecanismo de entendimiento, rechazando todo acto de provocación, sujetándose al marco de la ley construyendo puentes de comunicación que permitan establecer acuerdos de paz para fortalecer el Estado democrático.