Comunicado 022/2020

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) emite medidas cautelares a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, a fin de que se generen las condiciones para prevenir, informar, actuar y atender de manera oportuna a las personas privadas de la libertad para garantizar el derecho humano a la salud.

Como consecuencia de la propagación del coronavirus COVID-19, existe la probabilidad de no adoptarse las medidas conducentes para salvaguardar la salud, vida, dignidad e integridad de las personas privadas de la libertad en los diferentes Centros de Reinserción Social (CERESOS) regionales y distritales en el estado de Puebla, así como de las personas que acuden a realizar una visita, por lo que podrían verse afectados.

Por lo anterior se pide implementar mecanismos encaminados a la protección de la salud y la vida de la población privada de la libertad, de los visitantes y del personal penitenciario, efectuando las siguientes medidas las cuales deben ser instruidas a los directores de los Centros de Reinserción Social regionales y distritales en la entidad:

I. Se elabore un plan a fin de mantener informada a la población penitenciaria, visitantes y personal penitenciario sobre las acciones que ha de adoptarse a la evolución del padecimiento.

II. Se informe a la población penitenciaria, visitantes y personal que ahí labora sobre las medidas preventivas que deben adoptarse para evitar el contagio.

III. Se establezca un programa de seguimientos sobre las últimas novedades sobre el COVID-19, así como seguir las recomendaciones que emitan las autoridades de los servicios de salud del ámbito local y federal sobre las medidas de protección.

IV. Se dote en la medida de lo posible de productos necesarios, entre los que se encuentran agua, y jabón, a fin de atender además de la población penitenciaria, visitantes y servidores públicos, a aquellos grupos que por su condición de edad o salud tengan mayor grado de riesgo para el contagio de este virus.

V. En caso de detectar algún cuadro sospechoso, se informe de manera inmediata al personal médico con el fin de realizar un diagnóstico específico y, en el caso de ser un probable contagio por COVID-19, notificar a la autoridad de salud correspondiente a fin de confirmar o descartar para que se determinen las medidas necesarias.