Comunicado 087/2020

 Derivado del “Informe Especial sobre la situación de la Pandemia por la COVID-19 en el Estado de Puebla con un enfoque de Derechos Humanos”, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) se realizó 20 propuestas dirigidas a las autoridades estatales y municipales, al identificar algunas problemáticas y áreas de mejora en la implementación de acciones y política pública.

Dicho informe, derivó de los expedientes de queja iniciados de oficio los días 19 de marzo y 27 de mayo de 2020, para documentar las probables violaciones a derechos humanos por acciones u omisiones de distintas autoridades, esto dentro del contexto de la pandemia por la COVID-19, del análisis del mismo se advirtieron las diversas necesidades en el estado, por lo que la CDH Puebla se pronuncia por el cumplimiento de las siguientes propuestas:

Si bien, se reconocen los esfuerzos realizados por el Gobierno del Estado para contrarrestar los efectos de la pandemia, se le efectuaron propuestas encaminadas a redoblar esfuerzos en la difusión del uso del cubrebocas y medidas de sanidad; la realización masiva de pruebas para detección de COVID-19; la implementación de estrategias de seguimiento y monitoreo a casos confirmados de contagios para evitar en lo posible la propagación; y que se realicen las gestiones necesarias para que una vez aprobada la vacuna, toda la población pueda acceder a ella.

Al Congreso del Estado se le solicita legislar para mejorar el actuar en caso de eventuales pandemias, repunte o rebrote de la ocasionada por la COVID-19, facilitando la acción rápida y eficiente, evitando en todo momento repetir los fallos ya aprendidos como la reapertura desmesurada sin contar con un mapeo eficiente de los contagios; replantear las estrategias en la labor legislativa que brinde a la ciudadanía certeza jurídica y credibilidad; y la creación de instrumentos de política económica coherentes y alineados al objetivo de salud pública.

A la Secretaría de Salud e ISSSTEP se les dirigieron propuestas donde se solicita que: se aseguren de proporcionar el equipo de protección personal de grado médico a todo el personal de la salud que se encuentre en contacto directo con pacientes sospechosos y confirmados; se instruya a quien corresponda para que los certificados médicos de defunción por COVID-19 sean llenados conforme a lo establecido en los protocolos y estándares internacionales para la codificación del COVID-19 para facilitar el acceso a información clara y precisa respecto al número de personas fallecidas por esta enfermedad; y se propone la creación de campañas de salud mental para la atención de estos padecimientos de manera colectiva.

A la Fiscalía General del Estado de Puebla se le dirigieron propuestas relacionadas con el tratamiento de cadáveres de personas fallecidas por la enfermedad ocasionada por COVID-19, específicamente ante cuerpos sin identidad o no reclamados en cuyo caso deberán proceder conforme a las disposiciones legales preestablecidas según el caso y mantener el resguardo del cuerpo.

Asimismo, se le propone realizar la ampliación de espacios en panteones o sitios nuevos para la inhumación masiva de cadáveres de casos sospechosos o confirmados de COVID-19, cumpliendo las disposiciones sanitarias y ambientales, siempre con el debido acompañamiento y apoyo a los deudos y llevar un registro de todas las personas que se encuentren en calidad de desconocidas según los protocolos de identificación y tratamiento de cadáveres.

Además, en el caso de cadáveres no identificados o identificados pero que no hayan sido reclamados se deberán depositar en una fosa individual para COVID-19 sin que se utilicen fosas preexistentes, teniendo siempre una base de datos para un eventual cruce de información.

Al Registro del Estado Civil de las Personas se le propuso la creación de un mecanismo de coordinación para recabar los datos necesarios que identifiquen las causas de fallecimientos registrados y contar con dichos datos desagregados para poder proporcionar esa información para la base de datos en la que se llevará un registro de las defunciones por COVID-19, la cual pueda ser utilizada para reportar todas las causas de defunciones en el momento que se solicite.

A la Secretaría de Bienestar se le propuso que, en coordinación con las demás autoridades, contribuya en el ámbito de su competencia a la generación de programas de desarrollo integral urbano-social que ayude a fortalecer las condiciones de vida de las familias de la entidad en situación de pobreza, vulnerabilidad y marginación.

De la misma forma, a las y los presidentes municipales del Estado se les solicitará para que en coordinación con el gobierno estatal participen en las campañas de difusión que sirvan para dar a conocer los avances, riesgos y medidas conocidas sobre la COVID-19, así como aquello que aún se desconoce, haciendo especial énfasis en las comunidades indígenas y grupos en condición de vulnerabilidad, realizando campañas de repartición de cubrebocas e implementando mecanismos de persuasión sin violencia para que no se lleven a cabo eventos masivos ni reuniones de más de 10 personas.

A todas las autoridades estatales y municipales se les hace un llamado a crear mecanismos de coordinación para que se encuentren en posibilidad de brindar la información necesaria de manera pronta cuando sea requerida.

Aunado a ello, se realizó un diagnóstico sobre la situación de vulnerabilidad de las mujeres por el aumento de la violencia derivada de las condiciones de pandemia, ante ello, la CDH Puebla realizó distintas acciones encaminadas a brindar el apoyo y acompañamiento necesario para todas las mujeres en situación de violencia de género, tratando siempre de salvaguardar su integridad, por lo que el 24 de junio de 2020, el Presidente de la CDHP, firmó el acuerdo por el que se creó el Programa “Mujer Segura en Casa” para la atención de casos de violencia de género en el Estado.

También se tomó en cuenta la necesidad de aplicar en su totalidad los lineamientos establecidos para el manejo de cadáveres por COVID-19, así como la importancia y obligación de realizar registros fiables sobre las causas de los decesos que deban realizarse.

Durante la integración de los expedientes de queja relacionados con la COVID-19, la CDH Puebla se enfrentó a la falta de cooperación de algunas autoridades quienes no contestaron algunos requerimientos realizados o lo hicieron de manera incompleta o insatisfactoria, dada la relevancia del ejercicio por la necesidad de reconocer el acceso a la información como estrategia para disminuir contagios, para lo cual debe estar al alcance de la población mediante formatos a los que puedan acceder.

Cabe señalar que a las autoridades a quienes se dirigió el informe fueron: al Poder Ejecutivo; al Congreso del Estado; a la Secretaría de Salud y Servicios de Salud del Gobierno del Estado de Puebla e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla; a la Fiscalía General del Estado; al Registro del Estado Civil de las Personas; a la Secretaría de Bienestar del Gobierno del Estado; y en próximos días se notificarán a los 217 municipios del Estado.